San Agustín Acasaguastlán, El Progreso, impulsa programas para disminuir la desnutrición aguda

Instituciones que conforman la Comisión Municipal de Seguridad Alimentaria y Nutricional –COMUSAN- del municipio de San Agustín Acasaguastlán, El Progreso, ejecutan el programa “Creciendo Juntos”, el cual busca prevenir, disminuir, recuperar y gestionar la atención de casos severos de desnutrición aguda en sus comunidades.

Guatemala-pais-desigual-Latinoamerica_TINIMA20130828_1002_18

Carlos Valdés, delegado de SESAN, explicó las acciones que conlleva este programa, “se identifica a las familias con niños que presentan cuadros de desnutrición, se realiza un estudio socioeconómico para determinar si pueden ser integradas al programa, de ser así, los padres de familia deben asumir el compromiso de ejecutar las acciones recomendadas para su continuidad en el mismo”.

“Se pretende una acción integral, educar al núcleo familiar para un cambio de comportamiento, promoviendo la higiene en el hogar y buenas prácticas en la preparación de los alimentos; los padres deben llevar a sus hijos a controles de crecimiento e implementar proyectos que garanticen la disponibilidad de alimentos en el hogar a través de granjas de aves de patio, huertos familiares y plantas frutales, esto con el seguimiento de los extensionistas del MAGA,” expuso Valdés.

Evelyn Hernández, educadora para el hogar rural del MAGA, explicó que “además se apoya a 1,517 beneficiarios con el programa “Comunidades en Resiliencia”, en el cual las madres realizan huertos familiares y se les instruye sobre la manipulación y preparación de alimentos; por su parte, el padre de familia trabaja en la conservación de suelos y la elaboración de barreras muertas para el sostenimiento de la tierra y la captación de agua de lluvia”, puntualizó Hernández.

San Agustín Acasaguastlán, es uno de los municipios de El Progreso más golpeado por la sequía prolongada en los últimos dos años, cerca de 4 mil familias han sido reportadas en situación de inseguridad alimentaria y nutricional, por lo que programas como Creciendo Juntos y Comunidades en Resiliencia se han convertido en mecanismos eficientes para afrontar estos problemas, logrando la integración de las instituciones de Gobierno y Municipalidades comprometidas en la atención de la desnutrición en el departamento.